Hasta octubre la política monetaria había sido impecable. Por lejos, el BCRA (dentro de las restricciones que enfrenta –sobretodo la fiscal-) era lo mejor del gobierno. La autoridad monetaria había tomado el toro por las astas aplicando una política monetaria contractiva des inflacionaria.
Archivo:
Material disponible para suscriptores.